Valor nutricional y uso medicinal de la Calabaza

Categorías:Artículos
Etiquetas:
tierraislena

Valor nutricional y uso medicinal de la Calabaza

Valor nutricional y uso medicinal de la Calabaza en la dieta Canaria

Perteneciente a la familia de las cucurbitáceas la planta de la Calabaza es una enredadera de crecimiento rápido que se arrastra a lo largo de la superficie del suelo de una manera similar a la de otros vegetales de la familia Cucurbitaceae y frutas como el pepino, melones … etc. Es uno de los cultivos de campo más populares cultivados en todo el mundo a escala comercial por sus frutos y semillas.

Las Calabazas varían mucho en forma, tamaño y colores. Las calabazas gigantes en general, pesan 6.4 kg y son capaces de alcanzar un peso de más de 25 kg.

En general se caracterizan por su color naranja o amarillo; Sin embargo, algunas variedades presentan un verde oscuro a verde pálido, marrón, blanco, rojo y gris. Su gruesa corteza es lisa, con estrías verticales.

En Canarias existe una gran extensión de terreno dedicado al cultivo de Calabazas, su incremento, sobre todo en Las Palmas, ha sido durante los últimos 9 años de más de un 100%. Esta hortaliza es muy usada en la cocina canaria para sopas, cremas, dulces de repostería, etc. La variedad comercial que más se cultiva en las islas es la redonda y la alargada. El producto cultivado es sembrado mayormente de la selección que hacen los propios agricultores de las semillas.

Valor nutricional y uso medicinal de la Calabaza

Valores nutricionales de la Calabaza

Es una de las hortalizas más bajas en calorías. 100 g de fruta proporciona sólo 26 calorías y no contiene grasas saturadas o colesterol. Es rica en fibra dietética, antioxidantes, minerales y vitaminas. Es uno de los alimentos recomendados por nutricionistas para el colesterol, control y programas de reducción de peso. La Calabaza es un almacén de muchas vitaminas anti-oxidantes tales como vitamina A, vitamina C y la vitamina-E. También es una excelente fuente de muchos compuestos flavonoides poli-fenólicos naturales tales como α, ß carotenos, criptoxantina, luteína y zea-xantina. Los carotenos se convierten en vitamina A dentro del cuerpo.

Con los niveles más altos de vitamina A, que proporciona alrededor del 246% de la dosis diaria recomendada. La vitamina A es un potente antioxidante natural y es requerido por el cuerpo para mantener la integridad de la piel y las membranas mucosas. También es una vitamina esencial para la buena vista.

Además, las semillas de calabaza son una gran fuente de proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos omega-3 y han sido durante mucho tiempo valoradas como fuente del mineral zinc, y la Organización Mundial de la Salud recomienda su consumo como una buena manera de obtener este nutriente.

Valor nutricional y uso medicinal de la Calabaza

Usos medicinales de las Calabazas

Controlan el excceso de peso: La Calabaza contiene un gran porcentaje de fibra, por lo que nos hace mantener la sensación de saciedad por más tiempo con menos calorías. Una dieta rica en fibra ayuda a comer menos, y por lo tanto a perder peso. Según estudios, las personas que ingieren fibra antes de la comida consumen menos calorías durante la misma.

Ayudan a reducir el colesterol malo: Las semillas de la calabaza, son naturalmente ricas en ciertas sustancias químicas de origen vegetal llamadas fitoesteroles, y se ha demostrado en estudios que reducen el colesterol LDL o colesterol “malo”.

Reducen el riesgo de cáncer: Las calabazas cuentan con el beta-caroteno antioxidante, que desempeña un papel en la prevención del cáncer, según el Instituto Nacional del Cáncer. Las fuentes alimentarias de betacaroteno parecen ayudar a más de un suplemento, según el NIH – una razón más para consumir algo de calabaza. También los esteroles que se encuentran en las semillas de calabaza se han vinculado a combatir ciertos tipos de cáncer.

Protejen la piel: Con sus radicales libres por la neutralización de los carotenoides en la calabaza, ayuda a que se puedan mantener las células de cáncer a raya y también ayuda a mantener la piel libre de arrugas.

Elevan el estado de ánimo y mejoran el sueño: Las semillas de la calabaza son ricas en el aminoácido triptófano. Este aminoácido es importante en la producción de serotonina, uno de los principales factores cuando se trata de nuestro estado de ánimo. Un puñado de semillas de calabaza tostadas puede cambiar su perspectiva de forma brillante y ayudar a mejorar la calidad de nuestro sueño.

Mantienen los musculos en buen estado: ¿Has oído hablar de los plátanos y de como dan energía? Resulta que, una taza de calabaza cocida tiene más potasio (564 miligramos frente al plátano que contiene 422) y nutrientes que hacen que recarguemos antes. Un poco potasio extra ayuda a restaurar el equilibrio de electrolitos del cuerpo después de un entrenamiento pesado y mantiene los músculos funcionando.

Regulan la insulina: La capacidad de las semillas de calabaza y su aceite mejoran la regulación de la insulina y evita algunas de las consecuencias no deseadas de la diabetes en la función renal. La disminución del estrés oxidativo ha jugado un papel clave en muchos estudios que demuestran los beneficios de las semillas de calabaza para las personas que sufren diabetes.